"Era tan fácil". Paris Joel

lunes, 19 de agosto de 2019

Cerrado





















Cerrado. -

Me queda el vacío del aire robado,
el hartazgo de la lluvia sobre mojado,
la ausencia de la estampida estacionaria
y tu mirada recostada en la hamaca.


Me quedan dedos,
me quedan manos,
el sudor de tu piel,
la fragancia del verano. 


Una ráfaga de aire nuevo,
una tonada de trompeta,
el eco fantasma por las calles
y el vuelo de tres palomas mensajeras.


Recibe este verso de deshecho
y cuelga por mi el letrero de: cerrado. 



Paris Joel

domingo, 11 de agosto de 2019

El Futuro





















El Futuro. -

Ante un futuro de mármol y flores,
prefiero tatuarme en tu piel,
respirar tu presente indicativo,
mirar en tus ventanas aunque llueva,
y sentir que nuestra luna es un ser vivo.


Ante un futuro de humus y huesos,
prefiero abrazar nuestros esquejes,
y rodar por un campo de alfombras,
inventar nuestras playas y juegos
hasta que el sueño nos obligue a rendirnos. 


Ante un futuro de salmos y rezos,
prefiero, entre todas, mis canciones,
aquellas que se inspiraron en suspiros,
aquellas que tardé en dedicarte
porque no te merecían ni un momento.


Ante el futuro es mejor embriagarse de tu beso,
y su sabor estival, tardío,
cruzar la frontera y vendimiarte
hasta el infinito.



Paris Joel

domingo, 4 de agosto de 2019

El Mar





















El Mar. -

El mar alcanzó la inmortalidad de viejo,
por eso es irascible y tierno,
con arrugas vivas y salobres,
olas que elevan o bajan el ánimo,
espuma que purifica el cuerpo
y llega a todos los rincones prohibidos.
El mar, verde y azul,
color del agua de tus ojos
cuando a los dieciocho
decías: ahora sí.
Y después...
La calma, cuerpo de arena blanca,
playa oculta a los relojes locos.


Cuántos océanos de amores rotos,
Cuánta lluvia sobre Poseidón,
sal y azúcar,
el mar,
un dios con lágrimas en las manos,
y un corazón con anteojos. 



Paris Joel

domingo, 28 de julio de 2019

La Música no es para viejos





















La Música no es para viejos. -

Dónde estarás, lutier de las olas,
tú que sucumbiste a cantos de sirenas,
tú que soñabas transitar con alas de Mercurio
la Eneida, la Ilíada, la Odisea.


Por Hiperbórea sangra el Sol
y su ronca disnea es gaita escocesa.
Ahora tu mar ya es de plata
y de Penélope solo queda la rueca.


Qué será de ti, trovador de Occitania,
si después de tantas lunas
sigues amarrado cual Odiseo
al palo mayor de tu nave
suplicando marchar
con los peces del mar,
y sus ojos de fuego.



Paris Joel

lunes, 22 de julio de 2019

Redondo





















Redondo. -

Todo es redondo.
Hasta la lágrima que aguanta la respiración
para despeñarse en el pecho.
Mamas febriles y orondas
de donde mana el primer alimento.
El iris del amanecer,
una ceja de nube,
un vientre preñado de deseo.
Hasta el cascarón de los ovíparos
es el principio y el fin
de todo ser biológico,
completo.


Y ahora que el corazón se encoge en posición fetal
a la espera de tu arrullo,
ahora, más que nunca,
sé que todo es redondo,
la Luna,
de amar, el verbo, su participio,
y de ahí, hasta el final,
el cielo.


Así, sí,
todo es redondo,
perfecto.



Paris Joel