"Y si fuera así". Paris Joel

lunes, 7 de agosto de 2017

Reloj


















Reloj. -

Una mañana se me paró el reloj
y empecé a notar el tiempo
tal como es,
lento.
La mano liberada, ligera, alada,
el corazón a suspiros
recuperando el ritmo
y la sonrisa en el alma.

Esa mañana recuperé mi derrota,
mi barco, la deriva, 
me reí del espejo y de la sombra.

Una mañana se me paró el reloj
y ahí comenzó todo, la vida.



Paris Joel

lunes, 31 de julio de 2017

Una Tregua en la Vida




















Una tregua en la vida. -

Ni me acordaba lo que suponía recuperar la mirada
pasmada en los lugares huérfanos de ti, ese silencio
y el sudor que traspasa los minutos perdidos.

Por fin cayó la aldaba del verano para dejar la puerta abierta
como aquella isla que en un bar proclamó su independencia.
Ahora ya no hay cerrojos 
ni el austro bate las puertas.

Ni me acordaba lo que suponía recuperar el sonido de la calle
cuando en el estío las madres
todavía llaman a gritos a la mesa.


Paris Joel

lunes, 24 de julio de 2017

Ahora que ya no soy importante



















Ahora que ya no soy importante. -

Ahora que ya no soy importante recuperé la tranquilidad
de los amigos de siempre y nuestras tertulias monotemáticas
de viejos lutieres y cigarras sin hormigas.
Ahora el tamagotchi consentido quedó afónico
y su grito de hojalata se perdió en el valle de Oz.

Que plácida es ahora la tarde del fin del verano
ahora que ya no soy importante y suspira de alivio la aldaba.
Que rápido viaja el olvido cuando caen tus valores
cual ninja hipoteca o bolsa del veintinueve.
Que ingrávidos fluyen los sueños
ahora que ya no soy importante
y generosa tu puerta vuelve a quedar abierta
para mis pies vencidos en la Luna de Parasceve
buscando la absolución en aquella lágrima
que dejé en tu mesilla de noche
en mis días de estulticia y egolatría.

Todo lo que soy me lo merezco
ahora que ya no soy importante.


 Paris Joel

domingo, 16 de julio de 2017

Ya vienen

























Ya Vienen. -

No me traigas tus histerias
en bolsas del supermercado,
en bolsas de deportes
el estrés acumulado,
las rencillas viejas en el neceser,
las iras de los lunes en la maleta.
Arriba, en la baca del cuatro puertas,
no hay paredes ni azoteas,
todo va a los cuatro vientos,
ni el maletero es zona secreta.


Oigo desde lejos vuestros pasos paquidermos,
vuestros retoños de Nueva Guinea,
vuestros adolescentes polinesios
con ritos paleolíticos, esos tan modernos.
A vuestro paso hay mascotas en hoteles
y en las lejanas gasolineras, los viejos.


Con desdén miráis durante el resto del año
a los que buscan esperanza y vida nueva,
y ahora que os inyectan un mes de soberbia
os apelotonáis en un angosto piso patera.


Se derrite la aldaba del verano, sí se derrite,
y ya estoy buscando con vehemencia
un nuevo septiembre en el calendario.


Paris Joel

domingo, 9 de julio de 2017

El deseo y la Nostalgia



























El deseo y la nostalgia. -

Tus torres imponentes van sembrando silencios,
deseos inconfesables, dos imanes de miradas
desde la cintura hasta el pie.
Tus pasos son el tic tac del péndulo,
ese que hipnotiza y hace perder la voluntad.
Seguirte es el principio de una película en cinemascope
y tu silueta marca más curvas que un tango de Piazzolla.


Ahora se de la melancolía del bandoneón
y del zíngaro violín.
Dichoso viento del sur que acaricia tu cuerpo
con mil manos de flores
que dejan fragancias amarillas,
esas que respiro por la ventana
cuando no estás y te echo de menos.


Paris Joel