"Y si fuera así". Paris Joel

viernes, 19 de agosto de 2016

Decálogo para hacer unas buenas Fiestas y no morir en el intento.





















1. Regla de oro. Los eventos que funcionan, están bien y llevan muchos años haciéndose: NO SE TOCAN. Se dejan tal cual, sin más.

2. Einstein solo hubo uno, por lo tanto, si ves alguna fiesta, acto u evento que tiene éxito, no te compliques: copia, copia, copia, copiaaaaaaaaaaaaaaaa!

3. Antes de empezar habla con todo el tejido asociativo de tu pueblo. Cuenta con todos, inclúyelos a todos.

4. Ten presente cuales son los destinatarios de las fiestas, sus franjas de edad y haz un programa equilibrado respetando esos parámetros.

5. Ajusta los festejos al calendario, si organizas un día destinado a La Familia, hazlo en un día familiar, un domingo, no en un sábado que es un día de marcha y más dinámico.

6. Cuida las bandas y solistas locales de tu pueblo, ellos están en tu pueblo todo el año y tu también. ¿Lo entiendes?

7. Según los conciertos y actos que otros programan en tu pueblo verás los gustos de tu gente, toma buena nota e incluye esas preferencias en tu programa festivo.

8. Un clásico. Los experimentos siempre en casa y con gaseosa, no falla.

9. Los eventos culinarios SIEMPRE tienen éxito, ya sabes lo que se dice: -al hombre se le gana por el estómago.-

10. Para finalizar recuerda que jamás, jamás, harás unas fiestas al gusto de todos y que siempre, siempre, te van a poner, verde, morado y de colores, acéptalo cuanto antes o si no dedícate a otros oficios nobles como la carpintería o la alfarería.