"Y si fuera así". Paris Joel

jueves, 28 de abril de 2016

Paris Joel y Carlos Colino

Paris Joel y Carlos Colino en Sada.
El próximo 14 de Mayo Carlos Colino y servidor cantamos juntos en la Omix de Sada.
Carlos es un histórico de la canción de autor a nivel nacional y, por encima de todo, buen cancionista y amigo. Servidor que nuevamente está de vuelta por los caminos de la trova, quiere recorrer esta última etapa de mi vida haciendo lo que me gusta y con quien quiero, porque cantar no es una carrera ni una competición, para mi cantar es respirar, encontrarme con mi verdadero yo.
Se que el 14 de Mayo será una hermosa velada y estáis todos invitados a vivir algo diferente.
Por un canto nuevo
Por un mundo mejor.

miércoles, 6 de abril de 2016

Una de Johnny Cash

viernes, 1 de abril de 2016

Inundaciones en Sada, mi pueblo.

Calle La Laguna, Sada, A Coruña, Spain.
Puede sonar raro o causar extrañeza pero odio el agua, estoy harto de la lluvia y sobre todo de las inundaciones, me causan desasosiego, ansiedad, angustia…Será porque alguna he vivido y he ayudado a superar.
Fue en Sada, años 80, años muy alegres, tanto que se comenzó a construir sin ton ni son, sin Plan General. Se canalizó el río Mayor y se dio el visto bueno a múltiples construcciones sobre unas infraestructuras centenarias. Todo valía, todo era ganancia, una riqueza, Hotel 5 estrellas, restaurante el Náutico de lujo, etc, etc, etc, pero en la Calle La Laguna había siempre unas pocas familias que dos o tres veces al año padecían las inundaciones, la de mi mujer era una de ellas, nunca nadie les alertó ni avisó del peligro, el agua llegaba y arrasaba sin más, nadaban en agua y se pagaban ellos mismos las bombas de achique. Recuerdo especialmente una Noche Vieja que tuvimos que pasar el fin de año en el Campamento de Gandarío pero, no se engañen, nadie nos realojó, fuimos allí gracias a un familiar y nos llevamos nuestra propia comida para cenar, no hubo Ayuntamiento ni institución alguna que se pasara a preguntar si necesitábamos algo, total se trataba de vecinos humildes y trabajadores que nunca levantaban la voz, por lo tanto cada uno siguió con lo suyo tan contentos, los pobres con su pobreza, los ricos con su riqueza y el Facebook por venir, pero el problema seguía ahí, latente, año tras año sin que nadie le pusiera solución y se siguió construyendo, más y más, se rellenaron lagunas y se cimentó el Polígono de Bergondo, todo muy alegremente, si el agua subía unos centímetros se achicaba puntualmente y ya está.
Pero el otro día llovió y llovió, mucho, muchísimo y, no se engañen, el agua no necesita Plan General para saber lo que es suyo, lo reclama caiga quien caiga y el otro día hubo muchas cosas que cayeron. Aún así Facebook y los nuevos tiempos marcan las diferencias, el otro día sí hubo un Ayuntamiento que realojó y dio manutención a los vecinos afectados y el Director General de emergencias avaló la actuación municipal, que sí, se puede criticar, sí, pudo ser más ágil pero servidor jamás, y repito, jamás, vio a un alcalde todo el día al pie del cañón o a su secretario con el agua hasta sus genitales ayudando a los vecinos como el otro día los vi. En Sada nunca las autoridades se preocuparon tanto de sus vecinos y créanme porque llevó toda la vida viviendo en el pueblo.
Aún así entiendo la rabia, la impotencia, la angustia o la tristeza, la entiendo porque también la viví de cerca pero, ante los mismos hechos,  reconozco las diferencias entre aquellos alegres años y los de nuestra actualidad y, aún así todo, deberíamos aprender y reflexionar. ¿Se han fijado qué mal han acabado todos los estandartes de la burbuja inmobiliaria de Sada como el Hotel o la cafetería Nautico?
Parece claro que, a partir de ahora, habrá que optar por otra política y por otra forma de hacer las cosas, creo que nos va la vida en ello.

Mi más sincero pesar para todas las personas afectadas, mucho ánimo. 
Un fraternal abrazo.