"Y si fuera así". Paris Joel

domingo, 27 de noviembre de 2016

Playas de Islandia

Paris Joel en Villa Florentina





















Playas de Islandia.-

Y aparecí en esa playa de Islandia
tu, iceberg varado, intentabas llegar
al fuego de la casa, de aquel hogar
que aún se vislumbraba en el horizonte.

Espejismo inverso del reino de almohada,
hoy quisiera ser mar huyendo del Ártico,
reencontrarme contigo en esa cala,
deslizarme por tu lomo,
y en un eterno fulgor bajo cero
descubrir ese pequeño invasor de la mañana
que deja dálmatas solares en las mantas.

Regalo un suspiro de náufrago al nuevo día,
te miro, aún dormida, efigie de Reikiavik
y en un generoso minuto interminable soy feliz,
oceánicamente feliz.

Paris Joel

jueves, 24 de noviembre de 2016

Crónica de una semana intensa, segunda parte.-

Paris Joel en la casa de Wenceslao Fernández Flórez.

Después de tocar en Coruña, el sábado fuimos a cantar a la sede de la Fundación Wenceslao Fernández Flórez que está en Villa Florentina, apeadero 14, Cecebre, Cambre, era la casa en donde la familia de Wenceslao pasaba las vacaciones y días de ocio.
No todos los días se canta en una casa museo habitada y viva, en una casa con solera, en el hogar de un premio nacional de literatura, en un salón de los de antes con una araña de cristal por lámpara y una chimenea encendida dando calor al entorno del Bosque Animado.
Eso, mire por donde se mire, es un lujo.
Llegamos sobre las seis y media y ya nos estaba esperando Alicia, nuestra anfitriona, que nos colmó de atenciones y fue una perfecta cicerone, nos ubicamos y, mientras Tonu Leiro fue a la cocina a por un café, yo me quedé probando la sonoridad del local.

El fantasma de Don Wenceslao.-

Mientras probaba sonido llegó un señor a sentarse para ver el concierto, entablamos conversación sobre tan magno salón y, de repente, la puerta de la sala, que estaba cerrada, se abrió sin más.
A mi me entró la risa y le dije, medio en broma, que, sin duda, el fantasma de Don Wenceslao también se animaba a escuchar el concierto, el señor me dijo que podría ser pues la temática de fantasmas no era ajena a la obra de Fernández Flórez y fue a cerrar la puerta dándole una vuelta a la manilla. Seguí probando sonido ante la atenta mirada de mi primer oyente y, otra vez, de repente, la puerta se abrió como en la primera ocasión. Me eché a reír, pero ya con risa floja ante la mirada expectante de mi contertulio y ya no esperé más, me fui también a la cocina a tomar una infusión. Soy gallego y sé que el más allá, exista o no, está ahí.

El concierto fue una delicia, calor de leña en una sala de oídos atentos. empezamos un poco nostálgicos para acabar de forma festiva haciendo participar a todo el público. Al acabar nos invitaron a todos a tomar café y un delicioso bizcocho, Alicia nos llevó a Tonu y a mi de tourné por toda la casa, nos regaló un libro y nos hizo firmar en el libro de honor, después nos despedimos prometiendo volver en primavera y, cuando ya nos íbamos, me fijé que la enigmática puerta del salón seguía abierta.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Crónica de una semana intensa, primera parte.-

de Izda a Dcha: Tonu Leiro y Paris Joel en el Baba Bar de A Coruña.
Traspasando el ecuador de Noviembre tocamos dos días en la misma semana, la primera cita fue el jueves pasado en el Baba Bar de A Coruña para la Asociación Mirabal contra el maltrato de género.
Fue una velada muy especial y un honor poder cantar para mujeres luchadoras, determinadas a superarse y a seguir adelante, ejemplos a seguir, heroínas anónimas que merecen un monumento en cada sonrisa que nos regalan pues han sufrido mucho y, aún así, nos siguen dando lecciones de vida.
A nosotros nos tocó cantar después de la intervención de Ana Saavedra, presidenta de la Asociación y tengo que decir que subí al escenario un tanto impactado después de escuchar su relato biográfico. La verdad es que en situaciones así a veces no sabes que cantar pero optamos por mezclar canciones con sentimiento con otras más festivas que invitaban a la interacción. Creo que logramos crear un ambiente distendido y agradable para dar paso a la interesantísima conferencia de la abogada Carmen Mahía. El acto lo cerró nuestro compañero Luga Fernández que desplegó unas hermosas creaciones de su último trabajo "Algo que buscar".
Al final foto de familia, charla con personas maravillosas y un dulce sabor de boca al poder participar aunque sea un poco con tan noble causa.
Agradecidos.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Y lo estoy contando, casi nada.

Paris Joel ensayando en la casa de Javi Martín.
Y el mismo día que Trump ganó las elecciones en USA y todo pintaba mal, en medio del dolor más incómodo y humillante me dijeron que no tenía cáncer , mis planes de vida se alargaron y suspiré de alivio.

Padezco micro hematuria continuada desde hace más de 12 años. Siempre hago mis revisiones, análisis de orina y citologías, siempre con buenos resultados, pero a principios  de Julio de este año, el urólogo que me trata me dice que la última citología no había salido bien: unas células que no deberían estar aparecieron sin más y no eran benignas. Ante ese panorama me manda hacer una cistoscopia porque existe la probabilidad de que tenga un cáncer de vejiga.
Imaginaos como me cayó la noticia. Era verano y yo estaba solo en el trabajo, solo para pensar, solo para imaginar lo que me esperaba, a mi y, sobre todo, a mi familia...Lloré, lo confieso, ese día de camino al trabajo, las lágrimas afloraron por las ventanas del alma y lo hicieron en abundancia.

Después estuve de vacaciones y gracias a mis múltiples ocupaciones fui olvidando el inquietante futuro que me esperaba. Afortunadamente tuve ayuda, grandes a migos y amigas que estuvieron conmigo cuando lo necesité, humanos increibles como Nelly, César, Nacho, Gonza, Rodolfo...Y, por encima de todo Mili, mi mujer y ángel de la guarda además de mis niños. Estoy escribiendo esto y el llanto se torna recurrente otra vez. Lo bueno es que cuando tienes la certeza de que puedes morir los miedos insignificantes desaparecen y te atreves a hacer cosas que a lo mejor en otro momento no harías, me animé a tocar más, a ir a Pamplona que fue una delicia y a soltar lastre como dejar el Sadautor a un lado, no tenía la mente para muchos compromisos. Cuando vives experiencias similares optas por soltar lastre para hacer cosas que siempre quisiste llevar a cabo, en mi caso hice lo que pude.

Y llegó el día, en medio del invierno, y con un Donald Trump arrasando, la cosa no podía empezar peor. Me acompañaron al hospital mi mujer y mi hijo y ya, en la sala de espera, el aire no me llegaba a los pulmones y la angustia se iba apoderando de mi. Para los que no lo sepáis una cistoscopia es una exploración de la vejiga mediante la introducción de un punzón con una micro cámara por la uretra, algo, como podéis imaginar, nada agradable, y, digan lo que os digan, anestesia local de por medio, duele, ya lo creo que duele y lo peor es lo que viene después, esa sensación de orinar en vacíó, ese dolor, esa inquietud y desasosiego...

Al final, poco a poco, todo va pasando, el urólogo me dijo que no tenía cáncer y una mueca de felicidad apareció por mi rostro. Lentamente me voy reponiendo alejando de mi los más terribles fantasmas.

Creo que esta experiencia no fue puesta en mi camino de una forma aleatoria, no creo en las casualidades pero si en las oportunidades y hoy tengo una oportunidad: vivir. En eso estamos.

Besos sin mesura para todos y todas

lunes, 7 de noviembre de 2016

Últimos días de Noviembre

Paris Joel en directo.


























Últimos días de Noviembre.-

Tu piel confortable, zapatillas de casa,
pijama de invierno y afuera, afuera lluvia,
esa vieja conocida.
Presiento que mis días se acaban, se consumen
con deleite, como el último trago, y afuera, afuera lluvia,
estribillo socorrido de Noviembre.
El cristal de la ventana, xilófono desafinado,
viento ululante, lejano, y afuera, afuera lluvia, otra vez,
otra vez te llamo.
Clavaré un cuchillo en la espalda del despertador,
tiraré el móvil al pozo de los deseos.
No dejes que me encuentren, diles que no me has visto,
me haré el despistado mirando el mar de tus sábanas
desde la otra orilla del sueño,
llévame a otro tiempo, a otro lugar.

Paris Joel

jueves, 3 de noviembre de 2016

En tu calle y la mía

De izda a dcha: Mili Leiro y Paris Joel.























En tu calle y la mía.-

En tu calle y la mía
las olas vuelven a pasar,
robando horas al día,
cine, madera, humedad,
sueños servidos en frío,
una ventana, un río,
sobre el blanco siempre en vilo,
cuantos finales por cantar.

Al salir ya no hay niño
solo un papel, un suspiro,
la entrada en desaliño
y un mar en el bulevar.
En tu calle y la mía
ahora nada es igual
si robas horas al día
la lluvia no perdonará.

martes, 1 de noviembre de 2016

Próxima cita en Coruña

Seguimos en el camino, un camino que nosotros mismos nos marcamos con nuestros propios medios, haciendo lo que nos gusta porque forma parte de nosotros y sin depender de nada ni de nadie.
En esta nueva singladura de final incierto soy feliz pues nada espero ni ambiciono, solamente tu sonrisa, emoción y esa comunión con mi interior que me hace sentir bien.
Afortunadamente aún quedan canciones y ganas, y si tu vienes a vernos ahí estaremos.
El jueves 17 de Noviembre participamos en un acto benéfico a favor de la Asociación Mirabal contra el maltrato de género y compartiremos la velada con Luga Fernández, un joven amigo y compañero de trova que me recuerda a mi juventud, cuando el ansia y la ilusión eran mi Everest particular y no existía ni el espacio ni el tiempo, todo era vértigo y emoción.
Ahora, con la mirada cansada y los años que se acumulan se buscan otras montañas por escalar, esas que solo se encuentran en nuestro interior, un viaje nuevamente fascinante y digno de escuchar, ven a vernos y algo de todo esto descubrirás.
Cantamos, luego existimos.