"Y si fuera así". Paris Joel

martes, 31 de enero de 2012

Preparativos



Mi próximo proyecto "Un Concierto de Barra Fija" va cogiendo forma.

Para la portada y contraportada del disco cuento con una fantástica pintora de Coruña.

El sonido está grabado en directo en dos conciertos que hicimos en mi pueblo, uno lo grabó los estudios Drums and Roll y el otro el compañero cantautor y amigo Miguel Castro.

Aparte de nuestro repertorio habitual para directos podréis encontrar un par de nuevas canciones y una de mi hermano cantautor Fran Espinosa.

Será una edición limitada y un ejercicio de honestidad con nuestro público, en "Un Concierto de Barra Fija" podréis escuchar sin tapujos ni artificios como es un concierto de Paris Joel acompañado por la Leiro's Band. El trabajo rebosa naturalidad por los cuatro costados, no hay ensayos ni tomas falsas, los errores están ahí y los aciertos también.

Así sonamos y así somos. Tal cual.

En breve iré adelantando más cosillas.

lunes, 30 de enero de 2012

Tres Direcciones



En esta Semana mis ojos se fijarán por lo menos en tres direcciones.

Por un lado en el Conciertazo que mi amigo César de Centi dará este Viernes en la Sala Le Club junto a Carlos Chaouen.

El Sábado en el concierto que mis queridos Robert Pier y Xurxo Mares darán en el Café Doré haciendo música retro de los 60.

Y, como no, el tercer ojo estará siempre alerta vigilando el estado de salud de mi viejita que poco a poco va recuperándose.

Todo esto aderezado por la familia, el trabajo, la música, los amigos...Vamos, la sal de la vida.

Qué empiece la semana!

P.D. La foto es del último concierto de Luis Quintana en Coruña(de izda a dcha César de Centi, Paris Joel y Luis Quintana).

viernes, 27 de enero de 2012

Funcionarios



Vagos, maleantes, vividores, jetas y demás calificativos han sufrido los funcionarios a lo largo de su historia, un sin fin de sambenitos diligentemente propagados por una clase política inconsciente con el fin de trasladarles todos los males de la sociedad para, de este modo, tratar de ocultar su propia incompetencia.

Hoy en Coruña dos policias han muerto por intentar salvar las vidas de unos chicos que irresponsablemente se bañaron de noche en las turbulentas aguas de la playa de Riazor con una alerta naranja decretada por protección civil. Dos policías perdieron la vida por ir más allá de sus atribuciones porque entendieron que era preciso arriesgar sus vidas para salvar otras que estaban en peligro, dos policías, dos Funcionarios, sí, funcionarios, de esos que son vilipendiados en la prensa, en la calle y en todas partes por una masa social presa de la más vulgar demagogia. Funcionarios que salvan vidas, policías, bomberos, médicos, funcionarios que educan, maestros, funcionarios que atienden a nuestros mayores, tantos y tantos funcionarios que apenas llegan a los 1.000 euros al mes, funcionarios a los que nadie les regaló su puesto de trabajo, personas que se han preparado media vida para ejercer su profesión y que se han medido a sus semejantes para poder hacerlo, en definitiva el chivo expiatorio preferido de una sociedad enferma que prefiere ser atendida por un teléfono robotizado(si quiere consultar tal marque el 1...etc, etc, etc) o por una señorita con acento extraño que desde las quimbambas le importa un carajo tu problema.

Y si hay algún funcionario que no cumple con su trabajo que quede claro que el responsable último de esto es el político de turno, el jefe gestor que con su incompetencia transige con esa indeseable situación.

Personalmente prefiero que me atienda siempre un funcionario a una máquina y para nada me quejo del sueldo que puedan percibir, un bombero, un policía o un médico pues gracias a eso me están salvando la vida a la cual aprecio mucho ¿Tu no?

miércoles, 25 de enero de 2012

Hay que seguir


Hace algunos años un buen amigo me comentaba que iba consiguiendo cosas porque se lo trabajaba mucho y que era lógico que al final ese trabajo diera su fruto. Le respondí que eso no siempre era así, que muchas veces se pone toda la carne en el asador, se hace lo imposible y al final las cosas no salen. Efectivamente eso es muy frustrante pero real como la vida misma.
He vivido muchas veces esas situaciones y no me cogen por sorpresa, ya se que hoy en día debido a la crisis sin parangón que vivimos esto se repite en demasía pero no es algo nuevo, los que por ejemplo hemos vivido la crisis del 73 o la del 93 sabemos de lo que hablamos, paro, falta de oportunidades, puertas cerradas, corrupción, marginación, olvido...(Y todo ello sin teléfono móvil, internet ni facebook), nuestro entorno era negro, muy negro y aún así sobrevivimos porque hay que seguir, como sea, porque el Sol no se para y sigue pariendo días y si tienes arte en tus venas iluminas de igual manera, toma aire, respira profundo, recupera el aliento, tómate tu tiempo y vuelve a la carga. Vencerás.

viernes, 20 de enero de 2012

Pura alegría

Olvidemos las penas y empecemos el fin de semana con alegría. Una delicatesen que nos ofrece la vida: Alfonso del Valle y su "Marga me espera".

miércoles, 18 de enero de 2012

Impensable



Cuando retomé la senda de cantautar no como un camino al éxito profesional si no como una necesidad vital, jamás llegué a pensar que me ocurrirían cosas tan bonitas como las que he vivido en estos últimos 5 años.

El que una amiga de un pueblo de Pontevedra se hiciera la tira de Km, se montara en 4 buses y se pasara la noche en mi pequeño pueblo para vernos fue increible, que mi amigo Fran Espinosa se echara a la espalda los bártulos desde Madrid para venir a tocar conmigo fue maravilloso, y ayer mismo que nuestro compañero Isidro Palazón se viniera desde Albacete para pasar unos días con nosotros es ya indescriptible.

Y la de cosas tan bonitas que nos dijo a Cesar, Xurxo y a mi, inmerecidas pero mu bonitas.

Ayer fue un día muy especial, comimos todos juntos y pasamos toda la tarde haciendo ronda de guitarras, tocando y charlando de lo que nos gusta, de música, que caray.

De verdad que no tengo palabras para agradecer todos estos gestos que tienen un inmenso valor para unos simples cantautores que vivimos en el finisterrae peninsular, este que escribe desde luego no da crédito a todo esto que le está pasando y, aunque sólo fuera por estas cosas, ya vale la pena seguir en el camino.

Lo dicho, todo esto hace unos 20 años sería eso, impensable.

martes, 17 de enero de 2012

Más conectados, más solos

Si es que un amigo ya me lo decía hace tiempo: el directo es el directo. Y tenía razón.
En estos tiempos de unos y ceros, bits, wifi e internet percibo, cada vez más, una implacable soledad.
Debe ser que, como tenemos tecnología para ello, vamos directamente al grano, no gastamos ni un minuto en charlar amigablemente con el vecino, hablar del tiempo o del sempiterno fútbol, no, no, que va, un simple buenos días y directos a nuestra siguiente cita de agenda. Cuando nos topamos con alguien en el ascensor no sabemos de que hablar y los segundos se hacen eternos, ya ni siquiera nos sabemos relacionar cuando vamos solos a una taberna, y sin embargo somos unos fieras del twiter, del facebook, del myspace, etc, etc, etc. Estamos en la comodidad de nuestro hogar esperando a que una persona se conecte para decirle todo aquello que en persona jamás le diríamos o simplemente para ver un montón de frases cortas y empobrecidas de unos supuestos amigos que ni siquiera conoces.
Personalmente creo que hemos avanzado muchísimo en técnica y en comodidad, y hemos perdido en valores y humanidad.
Y jamás cambiaría por nada una buena tertulia de taberna por un chat anónimo e impersonal.

lunes, 16 de enero de 2012

Campanades a Morts

Porque la historia estará siempre ahí.

viernes, 13 de enero de 2012

Ojos Verdes

Os dejo esta maravilla de Alejandro Filio para que disfruteis bien el fin de semana: Ojos Verdes.

jueves, 12 de enero de 2012

La Vida



Me tacharéis de morboso y me diréis que de estas cosas no se habla, pero cada vez soy más consciente de que, en un suspiro, he llegado a la mitad del camino y que, señores, esto se acaba, sí, tiene un fin.

Este pensamiento no me agobia ni me llena de tristeza, de ninguna manera, simplemente me pone en otro plano de la existencia que me hace reflexionar dándome otra oportunidad para vivir mejor, para hacer esas cosas que nunca hice, para asesinar los miedos para poder vivir de verdad, plenamente. Quiero aprovechar cada minuto que pasa, gastarlo en lo que realmente interesa, hacer cosas distintas cada día, estar rodeado de los míos y saborear con deleite los pequeños tragos de felicidad que aún quedan en el camino para cuando llegue ese fin, que llegará, despedirme con una inmensa sonrisa en el rostro regalando un buen recuerdo a los que me rodeen.

Y es que La Vida no se repite.

Por eso despido este post con una magnífica canción de mi hermano Francisco Espinosa que tuve el honor de interpretar, se llama así: La Vida.

Fran me comentó que la hizo poco antes de su primera gira por Mexico cuando le descubrieron un pequeño bulto(sospechoso)en un chequeo médico. Nuestra humanidad, por desgracia, siempre valora más las cosas cuando ve próxima su fecha de caducidad.

Ahí va la canción, ahí va...La Vida.

lunes, 9 de enero de 2012

Esperanza



Dicen que el mundo se acaba en Diciembre y que en el mejor de los casos este año va a ser insufrible.

Recortes, ajustes, reformas...

En la música para que hablar, casi nadie va a conciertos, el músico está al borde de la quiebra y los bolos disminuyen vertiginosamente. Como se suele decir en sermo vulgaris "la cosa está mal" mu mal.

He leído incluso a insignes escritores que han rechazado brindar en público por este 2012.

Pues bien, creo que este 2012 es el año de la Esperanza, ese bálsamo del espíritu cuyo ímpetu es imparable.

Tengo esperanza y hay que caminar como sea, salir al mundo, buscar nuevas propuestas. Somos buenos trabajadores, artistas, tenemos talento y en estos momentos es cuando tenemos que sacar el ingenio a relucir.

Nada es eterno, todo fluye, tiene su caudal pero también su curso.

He conocido a grandes personas que han vivido tiempos peores, mucho peores, guerras, genocidios, hambre, represión...Y han sobrevivido, incluso triunfado. Yo mismo he vivido el abandono, la traición, la crisis, un paro de 4 años sin prestación, y la muerte de mi padre por el maldito cáncer después de 6 meses de agonía...Y he sobrevivido porque en el fondo de mi ser aún tenía esperanza.

Por lo tanto si"la cosa está mal" habrá que hacer como en un bar de Córdoba que, según nos contaba Luis Quintana, pusieron un cartel que rezaba:-prohibido hablar de la coza.-

Y si por un cúmulo de causalidades todo se tuerce, me quedo con este proverbio japonés:

-Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar.-

Venga, ánimo!!!

lunes, 2 de enero de 2012

La Cárcel, esa experiencia...

Después de dejar que pasara una semana, retomo ahora todas esas ideas, sensaciones y percepciones que dejó en mi ser nuestro último concierto el pasado sábado 24 de Diciembre día de Nochebuena en la Cárcel de Teixeiro(A Coruña).
La mañana se presentó con un denso manto de niebla que desapareció paulatinamente a medida que avanzaba la mañana. Salimos desde Sada rumbo a Teixeiro tomando el camino de Betanzos hacia el interior, monte y suaves montañas rodeadas de un inmenso manto verde oscuro.
La charla era animada entre mi cuñado Tonu y este que escribe, sin embargo nuestro guitarrista, mi sobrino Sergio, creo que apenas pronunció palabra.
Llegamos a Teixeiro confiados en que en el centro del pueblo encontraríamos algún cartel indicativo que nos señalara la dirección correcta pero nuestra primera sorpresa fue que en el pueblo no existe la más mínima referencia al penal como si una elipsis premeditada quisiera ocultar algo de lo que no estamos precisamente orgullosos. Después de preguntar a varias personas, una anciana nos indicó el camino y sus señas nos llevaron a Paradela, localidad en donde se encuentra el centro penitenciario. El frío se hizo notar con insistencia en la ya clara mañana y en la puerta de visitantes nos esperaban Irma y otro chico(que me disculpe pero ahora no me acuerdo del nombre) del Centro de Cooperación y Voluntariado de la Universidad de A Coruña que fueron los que promocionaron nuestro concierto y otras muchas actividades para los reclusos.
Nada más llegar nos abordó una mujer que nos pidió que le dieramos recuerdos a su marido y al llegar a la cabina de recepción comenzó el rutinario vía crucis preciso para poder entrar: entrega de carnets, detector de metales, escaneado de material, entrega de pertenencias, etc, etc. A la par había familiares junto a nosotros que esperaban el momento de la visita, me fijé en un señor mayor de unos sesentaymuchos que tenía los ojos rojos apunto de estallar en lágrimas y fue en ese momento cuando comprendí el total dramatismo de la escena que estaba contemplando. Aquello sí que era una tragedia, ese sí que era un problema y no nuestras vanalidades diarias que nos amargan tontamente nuestra existencia.
Después de todos los requisitos pertinentes entramos en la prisión y la puerta se cerró a nuestras espaldas, ahí es cuando te entra una terrible sensación de claustrofobia y ahogo que se prolonga al entrar y circular por los distintos módulos del centro.
Después de casi 25 minutos llegamos al salón de actos de la cárcel, un auditorio muy bien acondicionado en donde incluso disfrutamos de técnico de sonido, el subdirector de la prisión nos preguntó cuanto tiempo necesitábamos para probar sonido y, como tardamos mucho en entrar y el tiempo se nos echaba encima, le dije que en apenas 10 minutos estaríamos listos y así fue.
No puedo negar que me impresionó muchísimo el ver llegar a todos los presos en ese estado de excitación comprimida al salón de actos, no se, a lo mejor se hacían más expectativas de las que podríamos cumplir y lo cierto es que en ese momento la responsabilidad de lo que estás haciendo aumenta de peso en pocos segundos.
Por fortuna entraron con nosotros una pareja de reporteros de la Sexta TV y en el momento del comienzo de la actuación muchos estaban más pendientes de la Tele que de de los músicos. Empezamos a tocar y mis dos primeros temas no fueron muy brillantes por los nervios y la tensión, pero a partir de ahí todo cambió. Desplegamos nuestras canciones más animadas y complacimos la primera petición: una de Sabina. Tocamos "Que demasiao" y a partir de ahí se armó el Belén, fiesta, palmas, coros y alegría. Les regalé mi más preciado sombrero(ellos lo necesitaban más que yo) y algunos discos que por casualidad tenía en mi bolsa. El final del concierto fue absolutamente taurino, a la hora pactada y según nuestros amigos de la Universidad fue todo un éxito ya que fue de las veces que más afluencia de público hubo.
Salimos del penal acompañados del mismo silencio con el que entramos y el subdirector, un señor muy amable, nos invitó a un café. Marchamos por el mismo camino por donde vinimos pero más enriquecidos pues tuvimos la gran suerte de visitar uno de los episodios más dramáticos del ser humano haciéndolo más llevadero con nuestra visita, a la vez que pudimos mirar la vida con otra perspectiva y eso no tiene precio.
Y por si fuera poco y tal como dice la canción de Sabina que interpretamos:-De esta me sacan en televisión...-
Y así fue, salimos en el informativo de las 14;30 de la Sexta TV a nivel nacional.
Qué Demasiao!!!