"Y si fuera así". Paris Joel

martes, 29 de septiembre de 2015

La Vida iba en serio

De Izda a Dcha: Se, Paris Joel, David Nogueira "Pitis".
Ayer, que estaba muy contento, el día se me tiñó de gris cuando un viejo amigo me llamó para comunicarme que el padre de un compañero de nuestra juventud había fallecido.
Se trataba del padre de nuestro antiguo bajista del grupo de rock a billy "Os Doentes". Tiempos en los que teníamos poco más de veinte años, cuando la juventud nos parecía eterna y la vida una broma. Pero la vida iba en serio.
Acabé lo que estaba haciendo y me fui al tanatorio a ver a mi amigo que, como era de esperar, estaba desolado. Creo que mi presencia y la de otros compañeros le hizo más llevadero ese duro trago.
Charlamos un poco de todo, de los viejos tiempos y, como no, de música y conciertos.
Aguanté con mi amigo todo lo que me dejó la tirana de mi fascitis plantar que últimamente me tortura día y noche. En el camino de vuelta un sabor agridulce me vino a la boca pues es cierto que el paso de la edad se ve muy diáfano en el rostro de los amigos, a los cuales, aunque intentes disimularlo, no ves igual: los años pasan.
La juventud no dura eternamente y la vida va muy en serio. Ayer comprendí la importancia de las horas, los minutos, los segundos, y por muchos ejercicios de prestidigitación que quieras hacer, tipo: -tenemos que vernos un día de estos.- Sabes bien que es una frase para salir del paso, porque el camino de nuestra vida tiene encrucijadas y cada cual escoge la suya, nuestros caminos se pueden encontrar de nuevo alguna vez pero, al final, siempre siguen su propio camino.
Cuando me fui rumbo a casa supe muy bien que, a partir de ese momento, solo nos volveríamos a ver en situaciones similares y no siempre estaremos todos.
Casualmente atardecía y la super Luna, majestuosa, decoloraba de naranja el mar.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Un cartel, una frase para un Miércoles


domingo, 20 de septiembre de 2015

Ya queda poco

Nuestro socio Ivan Barreiro recibiendo su diplama como socio del mes.
Esta semana, en concreto este domingo a las 20h en la Omix de Sada, la Asociación Cultural Viernes de Cantautar celebra su Asamblea General de Socios para perfilar lo que va a ser esta nueva temporada 2015-16, y, por primera vez, estoy a la expectativa sobre los derroteros que pueda tomar el colectivo este año. Para mi, la marcha de esta nueva temporada va a ser crucial y de ella va a depender mi permanencia como presidente pues creo que si no se cumplen los objetivos y no se arraiga de una vez por todas la idea de colectividad, de gremio activo y participativo, todos los esfuerzos no tienen sentido. No se trata de un ultimatum, ni de un intento de influir en ningún aspecto de nuestra comunidad, simplemente es una reflexión personal madurada en tiempo estival sobre lo que debe ser una asociación de este tipo, mi papel como presidente durante estos años y si realmente vale la pena sacrificar gran parte de mi vida personal y artística en algo que, muchas veces, parece que solo importa a un grupo de amigos, y ahí es donde quiero incidir, porque una Asociación va más allá de un grupo de amigos, es un grupo de personas con las mismas inquietudes que se unen e interactúan para conseguir unas metas o, por lo menos, acercarse un poco a ellas. Personalmente me da la impresión de que este último año, a pesar de que las cosas fueron bien, parece como si la singladura de Viernes de Cantautar importara solo a cuatro o cinco amigos empecinados en darle vida a algo que a lo mejor tampoco tiene tanto asentamiento en nuestra tierra como creemos ni esas vigorosas raíces que presumimos que tiene en nuestro entorno, a lo mejor estamos equivocados y solo es el sueño o ilusión de unos pocos, poquísimos. Necesito saber en primera persona si hay más de cuatro que tengan mi misma implicación, mis ganas, mis deseos, anhelos y capacidad para trabajar en algo que puede ser grande y beneficioso para todos. De no ser así, efectivamente llegan cuatro o cinco amigos para hacer cosas de vez en cuando, pero, sin lugar a dudas, sobraría definitivamente toda la estructura y rigor que requiere una Asociación, y eso lo tengo que ver durante este año porque el cariño se demuestra andando.
Y puede ser que mi visión particular sobre este asunto sea errónea y que efectivamente sí hubiera esa implicación pero que no sale a la luz debido a mi persona y mis acciones como presidente, siendo así creo que lo más conveniente sería apartarme y dar paso a savia nueva porque lo que sí quisiera dejar claro es que "Viernes de Cantautar" no es de Paris, ni de César, ni de Xurxo, etc, etc, si no que es cosa de TODOS y TODOS deberíamos turnarnos en los puestos directivos con la mayor naturalidad y asumir como nuestras las metas de la Asociación. Entre todos sí se puede, si no, repito y reitero: no tiene sentido.
Veremos.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Inicio de temporada en "Viernes de Cantautar"

domingo, 13 de septiembre de 2015

Y el Verano se me fue entre los dedos

Paris Joel en la Sala Tatoone de A Coruña.
Una vez más, y van muchas ya, en este tiempo estival he visto como los de mi gremio siguen dándole vueltas a la palabra "Cantautor", que si no me representa, no me veo identificado, reniego de ella, estoy a favor, en contra...etc, etc, etc. Cada cual con su consiguiente argumentario conforma ya una procesión de opiniones que, sinceramente ya aburre. El de los cantautores debe ser el único colectivo musical del planeta que reniega de su identidad y terminología, un mérito más ganado a pulso durante años y años.
Durante este Verano he visto nuevamente como mis compañeros andaban, otra vez, a cuestas con la dichosa palabreja y cantautores famosos y de renombre, otra vez más, renegaban del término.
Pues muy bien señores están ustedes en su derecho, a partir de ahora sus obras circularán libres en las tiendas de discos, en los streamings y radio fórmulas, si su nombre empieza por "J" después de un tema de "Judas Priest" saldrán ustedes todos ufanos y si su nombre empieza por "Z" el comprador de discos ya los dará por pérdidos. Sí, ya se, que tontería verdad? Pues no les digo más. Imagínense un químico en su laboratorio en medio de tubos de ensayo, cubetas y pipetas sin ninguna etiqueta, a un presentador de variedades sin variedades, a un programador musical de una Radio, etc, etc, etc. Pero sí, ya se, es que decir: -paso de las etiquetas- Es lo más cool que se inventó desde el maniluvio que se dio Pilatos sin mojarse. Y no crean, a servidor tampoco le molan las etiquetas porque es tan progre, avanzado, líbero y chupi guay que ustedes, pero claro, a muchos "espíritus libres" también gustan de la parte industrial de la cultura y pretenden cobrar sus cuotas semestrales de la SGAE, vender sus discos y que se llenen sus conciertos, pero vale, de acuerdo, que la palabra "Cantautor" es mu fea y que tiene estereotipos mu peyorativos, pues, la verdad, es que a mi, estéticamente hablando, tampoco me gusta mucho y preferiría otras como "Cancionista" o "Trovador", pero verán, es que esa palabrita fue la que nos dio a conocer, la que nos identificó como artistas distintos, singulares, trovadores de la libertad en tiempos oscuros, cancionistas de la poesía,  el verso, la belleza...Y que sí! Qué es cierto! Que la palabrita tiene estereotipos mu peyorativos, que no molan nada, pero, estarán de acuerdo conmigo, que esos estereotipos los han creado los indocumentados o los necios con una finalidad muy clara. A estos últimos ¿Quieren seguirles el juego? Ustedes mismos, pero créanme, de estereotipos sé bastante, soy "Gallego" ¡Qué me van a contar!
Personalmente  soy cantautor, es el arte que hago, no reniego ni de la palabra ni del oficio, ni de su trayectoria ni de su historia, presido una Asociación de Cantautores y,  con etiqueta o sin ella, se perfectamente el lugar que ocupo.

Para el próximo Verano: más.

lunes, 7 de septiembre de 2015

No estoy de moda