"Y si fuera así". Paris Joel

viernes, 19 de febrero de 2016

"Viernes de Cantautar": Culpables!

El público de Viernes de Cantautar en la sala Baba Bar de A Coruña.
Pues, a lo mejor, tenemos algo de culpa.
Puede ser.
En un lugar como Coruña y su área de influencia donde los cantautores eran algo obsoleto e incluso plasta, llama la atención que, en un día como hoy, se publiquen en la edición especial del Fugas de La Voz de Galicia las actuaciones de cantautores y cantautoras como El Kanka, Fredi Leis, Uxía o César de Centi, que también se anuncien estos días muestras de cantautores como el “Sadautor”, IX edición, o el “Santiautor”, fíjense en los nombres, o ciclos de música de autor que empiezan como “Música Contada” de la cadena Cuac FM o “Autores de Cerca” de la propia asociación “Viernes de Cantautar”, es más, no es casualidad que en los premios gallegos de la música “Martín Códax” se incluyera desde hace poco una modalidad para cantautores cuando no la había, que se crearan certámenes de cantautores como el del Ayuntamiento de Teo y, tampoco creo que sea casualidad, que después de muchísimos años, sea ahora, justo ahora, 8 de abril, cuando visite A Coruña el mismísimo Silvio Rodríguez.
A lo mejor el tesón, insistencia, resistencia y el trabajo constante de tipos como César de Centi, Paris Joel, Xurxo Mares, Jorge Bau, Carlos Colino y todos los que forman la Asociación Cultural Viernes de Cantautar, la única asociación de cantautores de Galicia, tiene algo que ver en todo esto, puede ser, que proyectos llevados a cabo por la mencionada asociación como “Círculos Concéntricos” en la extinta Turka 27, los conciertos mensuales en la sala Baba Bar que duran ya ¡Cuatro años!, la edición de un DVD colectivo, las sesiones de “Guitarra Abierta”, los “Conciertos de Ocasión” en Sada, los históricos ciclos en el Centro On de A Coruña, los del Paraninfo de la Universidad Herculina, etc, etc, etc, tengan algo que ver… Pero que nadie se relaje, ahora hay que trabajar más que nunca, pues aún hay mucho camino por andar y muchos prejuicios que derribar, los de los propios compañeros, los primeros, que, increíblemente, aún reniegan del vocablo “Cantautor” y después los de los programadores de muchas salas que se han tragado todas las connotaciones negativas que el sistema le ha atribuido al género de la canción de autor.
Lo dicho, a lo mejor tenemos algo de culpa, e incluso puede que un poquito de razón.

Puede.

0 comentarios: