"Y si fuera así". Paris Joel

jueves, 10 de julio de 2014

Fin de Etapa

Paris Joel en el Baba Bar de A Coruña en su último concierto.
El pasado 4 de Julio será una fecha que jamás olvidaré, fue la noche de mi último concierto, por lo menos durante muuucho tiempo. Fue el fin de una etapa de más de ocho años.
Un período de mi vida muy bonito en el cual me reencontré como persona, aprendí muchas cosas y conseguí el mejor de los tesoros, obtener la amistad de personas maravillosas.
Paris Joel acompañado al piano por David Taboada.
Descubrí a grandes artistas, bellísimas canciones, inigualables poetas y pude perder muchos de los miedos que me atenazaban y, de este modo, crecer como persona.

Creo sinceramente que esa noche estaban los que tenían que estar, ni más ni menos, esas personas que sí supieron corresponder a todo lo entregado durante tantos años y a las cuales les estaré eternamente agradecido porque, una vez más, me han mostrado lo auténtico de la vida.

Fue una noche única, una noche de nervios, amistad y canciones, creo que buenas canciones. Una velada en donde mostré lo último en lo que estoy y en donde también quise hacer homenaje a lo que fui.

De izda a dcha: Tonu Leiro, Paris Joel y Sergio Leiro.
 Estuve acompañado de los mejores amigos, aquellos que nunca me fallaron y eso es mucho decir en estos tiempos, todo un lujo. Me mostré tal como soy, sin trampa ni cartón y creo que en ese ejercicio de honestidad fue donde gané la partida.
De izda a dcha. Tonu Leiro, Paris Joel y César de Centi.
En esta última mano me quedaría con varios momentos, pero sobre todo con el final, un final que para mi pasó a cámara lenta pues jamás me había sucedido que, espontáneamente, todo el público en pie se pusiera a aplaudir sin parar durante tanto tiempo, minutos interminables en los cuales casi me saltan las lágrimas de alegría, mientras en el estómago se me hacía un nudo emocional para el cual no encontraba cerrajero.

Ahora, en la quietud de mi hogar, sentado frente al ordenador, todo me parece un sueño, solo quedan las fotos, los recuerdos, imágenes difusas en las noches de insomnio y las canciones, sobre todo las canciones.

Paris Joel en su último concierto en el Baba Bar.
A partir de ahora no tengo ni puñetera idea de lo que haré con mi vida pero estoy bien, vuelvo a sonreír y a jugar al balón con mi hijo y eso me indica que algo no hice bien durante todos estos años y que era preciso dar este golpe de timón, este cambio en mi vida.

La linterna misteriosa de la Luna aparece de nuevo por mi ventana y las velas del siglo XXI alumbran las calles vacías, soy como soy y mañana será otro día.Quien sabe lo que traerá.

1 comentarios:

isidro martínez palazón dijo...

Seguro que has acertado en tu decisión.Lo que haya de ser vendrá. Hay que esperar , dejarse llevar y disfrutar del momento.
La música seguirá a tu lado, la necesitas y ella te necesita a ti...
Disfrutar, esperar... y dejarse llevar...

Un abrazo.