"Islandia". Paris Joel

jueves, 4 de noviembre de 2010

Una Máxima


No se puede perder lo que nunca se ha tenido. No me acuerdo quien dijo esta frase pero tenía mucha razón.
En el amor, en la amistad u otras relaciones humanas sentimos la ruptura como un fracaso, como un drama personal, cuando en realidad sólo puede haber algo de esto cuando existe una pérdida real. En muchas ocasiones ésta no existe porque el vínculo de unión con ese ser humano ha sido siempre ficticio y basado en otra serie de intereses. Esto no es fácil de ver a simple vista, requiere de una gran reflexión pero, cuando se ve la totalidad de este campo de acción y se descubren las cosas como en realidad son, uno cae en la cuenta de que ha vivido en una quimera, en una ilusión.
Ante este tipo de ilusiones es inútil entristecerse, enfadarse u otra actitud negativa. Es inútil precisamente por eso: porque no se pierde lo que nunca se ha tenido.
Si has vivido alguna experiencia de este tipo jamás te desanimes ni cambiés de actitud, deja siempre las puertas abiertas y la sonrisa permanente porque, en todo caso, serán ellos los que han perdido.

0 comentarios: